martes, 2 de octubre de 2012

NOSTALGIA

Pintura de Elena Kalis




Permitidme que os diga
como se hizo el augurio
de los relojes de arena,
que en vano,
atravesaron el dominio de la memoria.

Fui a la búsqueda
de los últimos días,
desandando las calles
de un octubre lluvioso,
cuando pletóricos y victoriosos,
atrapamos la nube de la nostalgia
prisionera del calendario.

Regresé al mundo de los edificios
 entre mares de escaleras,
y escuché el secreto tan hermoso
que trajeron hasta mi orilla,
 el vocabulario de los jóvenes
que habían logrado sobrevivir
a la noche clara de los ponientes.





©José Manuel Serna

12 comentarios:

Anna Soler dijo...

bello y sentido poema amigo
Me ha gustado mucho
Besos

TriniReina dijo...

Los jóvenes aún pueden escapar de la nostalgia. Unos años más y quedarán atrapados en ella.
Octubre se las pinta solo...

Abrazos

MAJECARMU dijo...

José Manuel,ese viaje en el tiempo lo realizamos a veces para retomar sentimientos y recuerdos llenos de luz...Sin embargo,observamos,que esa luz primeriza de la juventud aún no tiene la fortaleza y la perspectiva eterna de la luz dorada del crepúsculo,que nos hace vislumbrar el verdadero sentido de la vida, apoyada siempre en al intensidad de lo vivido y sentido...
Mi felicitación por tu bella reflexión otoñal,que nos hace detenernos contigo...
Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre,poeta.
M.Jesús

Marinel dijo...

Desandar lo andado,tal vez anhelando desterrar añoranzas para sentirnos vivos.
Y regresar,regresar aferrando presentes de juventud, donde "nostalgiarse" aún sea algo ignoto.
Ojalá no hubiese tiempo de nostalgias...
Besos.

Lichazul dijo...

los jóvenes despiertan dentro de cada uno
y nos damos cuenta que aún podemos

de nostalgias tus versos rezuman, pero es una nostalgia estimulante


abrazos José y feliz semana!!!


Verónica C. dijo...

Ellos sobreviven a esas noches y a otras porque no les ha llegado la Noche Oscura del Alma.
Luego la nube de la nostalgia, la conciencia del reloj de arena y el derrumbe emocional les pone en el mismo centro de la cuestión.

Un poema no sólo bello, es inmenso, me ha resonado dentro.

Besos

Ojo de fuego dijo...

Los jóvenes... A veces pienso que no hay nada que envidiarles. ¡¡¡Por tantas decepciones tendrán que pasar!!!

Creces creyéndote que todo lo puedes, hasta que te encuentras con la realidad de frente. Todo empieza y todo termina, de una manera u otra.

Sería estupendo vivir sin nostalgia.

Besos

Mos dijo...

La nostalgia camina para atrás y nos sentimos de nuevo jóvenes.
Ojalá nos atrapara el tiempo recorrido, la luz que se apagó y los sueños que no se cumplieron.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Luján Fraix dijo...

LA NOSTALGIA... QUE MARAVILLA.
YO SOY TREMENDAMENTE NOSTÁLGICA, TE HABRAS DADO CUENTA NO? JIJIII.
PRECIOSO POEMA QUERIDO JOSÉ.
UN BESO GRANDE TALENTOSO AMIGO.

Carmen dijo...

Deberíamos ser siempre jóvenes: nacer jóvenes y morir jóvenes de más de cien.
Un saludo

PiliMªPILAR dijo...

Los jóvenes no se han permitido aún desandar lo andado. Les aguarda mucho trecho y muchas rutas de calendario sin estrenar.
¡Y sería una ganga para todos permitirnos habitar eternamente 'ponientes', a la espera de que nunca se ponga el sol de los tiempos.

Un abrazo, José Manuel

maria del carmen nazer dijo...

La nostalgia es una palabra que amo. La gente que escribe termina enamorándose de alguna palabra. Es inevitable.Tu poema me transportó al ayer.
"Atrapamos la nube de la nostalgia prisionera del calendario ..."maravillosos versos. Te felicito !A través de tus producciones yo VEO tu sensibilidad, la siento, la huelo...besos de luz.