lunes, 24 de septiembre de 2012

LA LLUVIA...

 Pintura de Manuel Terán



La lluvia dividió las palabras
creando un espacio grave
entre ambos corazones,
como la distancia del silencio.
La sombra y su tiempo oscuro
transmigraron
hacia otros cuerpos encendidos.

Fui desmenuzando la noche
mientras las gotas
resbalaban por la chaqueta
hasta llegar a mi alma.







©José Manuel Serna

20 comentarios:

niebla dijo...

No hay paraguas que protejan el alma de la lluvia...
Un gran abrazo.

Mos dijo...

La lluvia solo era testigo de algo que se iba apagando entre esos dos corazones.

Las gotas resbalaban por la chaqueta hasta llegar al alma. Qué manera más visual de decir lo desamparado que está ese corazón.
Tristeza que llega, José manuel.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Lichazul dijo...

es un poema con imágenes ´potentes y certeras
felicitaciones José
y es que la lluvia a veces hiere cual daga el sentimiento vivo

abrazos

Luján Fraix dijo...

La lluvia me trae melancolía, es que el alma entristece más cuando el día está gris.
Un beso

Ly Rubio dijo...

Cuando el alma llora, la lluvia nos diluye... Muy hermoso, saludos :)

TriniReina dijo...

La lluvia y su carga de melancolía...
Y, de regalo, estos versos tan hermosos.

Abrazos

Sneyder dijo...

La lluvia compartía junto a ella su dolor, mientras iba minando sus sentimientos.

Un cálido abrazo.

Vocablo Mudo Pilar dijo...

Cuanta plasticidad en este intenso y nostálgico poema,,,La distancia del silencio...silencio, palabra polifacética donde las haya.
Un placer leerte

Saludos

Luis García Romero dijo...

Oh! qué grande siendo tan cortito. La lluvia... magnánima inspiradora.
Un abrazo, José Manuel, un placer leerte

Lapislazuli dijo...

Imposible proteger el alma
Hermoso
Un abrazo

Teresa dijo...

El aire mojado llena la piel de soledad.
Me inunda la tristeza del poema. Me gusta, debe ser el otoño.

Un beso grande José Manuel.

MAJECARMU dijo...

La lluvia tiene el poder de mojar y abrillantar los sentimientos,darles más fuerza...Intensifica la soledad y el silencio y también subrayan la calidez de la amistad y del amor...La lluvia siempre llega al alma y toca todos los cuadros para verlos mejor...
Mi felicitación por tu profundidad y belleza en la forma y en el fondo.
Mi abrazo inmenso por cercanía y amor a las letras.
M.Jesús

María dijo...

Las gotas de lluvia empaparon tu ropa, tu cuerpo, tu mirada, dejando el aroma húmedo de su esencia.

Qué bonito tu poema.

Un beso.

Ojo de fuego dijo...

Me gustó muchísimo la unión de algo físico con algo etéreo...

Dónde la tenías escondida??? El alma me refiero. ¿Hasta dónde resbaló la gota?
Precioso

Besos

shantal dijo...

Precioso y melancolico poema José Manuel,un placer pasar por tu blog amigo,un abrazo

Verónica C. dijo...

La lluvia separó a dos seres que ya orbitaban diferente, aún así no se puede evitar que las gotas lleguen al alma y se sienta el gélido hueco que llenan.

Hermoso poema José Manuel, me deja en silencio

Lichazul dijo...

gracias por tus huella José
abrazo grande y feliz miércoles

Luján Fraix dijo...

UN SALUDITO JOSÉ
QUE TENGAS BONITO DIA QUERIDO AMIGO.
BESOS

Gloria Reyna dijo...

Muy hermoso e intimo. Especialmente me ha gustado esa división de palabras por la lluvia y el final (resbalando por ..) muy visual!!
Cariños

maria del carmen nazer dijo...

La lluvia. ¡ESPECTACULAR !!La última estrofa me mata de amor. Mis plácemes. besos de luz.