martes, 23 de octubre de 2012

DUDOSA EXISTENCIA

Istvan Sandorfi





Como puedo explicaros
lo que en las noches siento,
las derrotas y el vacío que me inunda,
a través de la vigilia y el sueño,
cuando apuro el brillo de la luna
entre preguntas sin respuesta.

No son generosos los días
de este futuro incierto,
las palabras se aceptan como derrotas
dentro de la mezquindad
en que nos hemos acostumbrado a vivir.

Todo se exige, las cosas más pequeñas,
sean satisfacción o sufrimiento,
como un fuego suave,
como una música llena de cansancio
en la levedad de la carne.

Es el empeño del ser humano:
disfrazar de metáfora
el acelerado paso por la vida. 






©José Manuel Serna

20 comentarios:

Lichazul dijo...

es un poema rotundo, fuerte

me deja agobio la voz hablante, la vida y sus bemoles, todo indica un desánimo un cansancio de rutinas una realidad tirana que se ha instalado y que parece no acabar

será cosa de tiempo y de gobiernos que la nube se vaya

abrazos y buena semana JOsé

Verónica C. dijo...

Todos adolecemos del mismo "mal" y es tal la rutina y la costumbre que sólo leyéndolo en un poema como este que transmite tanto cansancio queremos salir y hacer algo.

Ojalá podamos con ello.

Besos

niebla dijo...

Se presiente al espíritu arrastrando los pies del alma...por la senda del cansancio, del abandono..de un futuro.. sin futuro...
La noche, mala consejera en el insomnio, de la tristeza, la soledad, la apatía...
Asómate a la ventana¡¡¡
Ya amaneció un nuevo día¡¡¡
Un abrazo fuerte.

TriniReina dijo...

Hay veces que la vida te vence. te derrota y aplasta y pensamos que, cómo podemos resurgir de nuevo. Pensamos y luego, lo hacemos. Resurgimos una y otra vez, una y otra vez hasta la última...

Abrazos

Mos dijo...

En el fondo se trata de lucha; esa lucha continua para no desfallecer con los días y el futuro incierto. Para dejarse lo mínimo en el arrastre de la apatía.
Siempre hay un resquicio de aliento antes de dejarse vencer por el desánimo más absoluto.

Buen poema, reflexivo, maestro.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Luján Fraix dijo...

CUANDO CAEMOS EN ESA RUTINA DIARIA TODO SE HACE PESADO Y CRUEL. UN GRAN POEMA. VALIENTE.

UN BESITO

Ojo de fuego dijo...

Es la lucha diaria la que nos empuja a seguir adelante. Es el camino trabajado el que nos ayuda a ver las cosas de otro color.

A veces eso es lo que hacemos. Exigimos al de al lado, cosas que jamás podrá darnos porque creemos que es cierto que puede dárnoslas pero no es así.

Una amiga mía dice que he me conformo demasiado. Yo digo que he aprendido a entender la realidad que me rodea como el camino que persigo, ya no hay vigilia ni vacío.

Aunque a veces tengo mis malos momentos como cualquiera.

El poema es precioso, José Manuel, redondo, firme...

En breve te cuento lo de los melocotones...

Besitos

Sneyder dijo...

Cuando el alma siente el cansancio de la rutina nos dejamos morir un poco… En la lucha por resurgir sin desfallecer esta la vida para darnos ánimos y que alejar el futuro incierto que en la noche viene a visitarnos sembrándolas de dudas.

Lapislazuli dijo...

La vida nos quiere aplastar, pero no debemos darnos por vencido
Triste y excelente reflexiones en tu poema
Un abrazo

MAJECARMU dijo...

Tu poema es un grito ahogado del alma,que quiere emerger,levantar el vuelo...Y ese vuelo lo conseguimos lo conseguimos "disfrazando de metáfora el acelerado paso de la vida"...Porque al fin y al cabo la vida no deja de ser la creación personal de cada uno...
Mi felicitación por la claridad y autenticidad,que fluye por tus versos llegando directamente a cada uno de nosotros.
Mi abrazo grande y feliz día,José Manuel.
M.Jesús

Luján Fraix dijo...

BUENAS NOCHES JOSÉ
GRACIAS POR DEJAR TU HUELLA EN MI CASA.
TE MANDO UN BESO
QUE TENGAS BONITO JUEVES.
CARIÑOS

Teresa dijo...

Querido José Manuel, te dejo un beso enorme y me despido hasta la próxima, que me colaré en tu casa, para leer tus cada vez más excelsas letras.


Lichazul dijo...

FELIZ FIN DE SEMANA JOSE!!!
abrazos y energías

Teresa dijo...

Vivimos tiempos difíciles y no me extraña nada que el desánimo sea ya rutina y las dudas nos asalten a cada paso. Unos versos magníficos.

Besitos querido José Manuel

BEATRIZ dijo...

Una voz con el cansancio de lo incierto del presente. La imposibilidad de parar el ritmo acelerado de la vida.

Saludos José Manuel

PiliMªPILAR dijo...

Por más dogal que parezca, la vida disfrazada de vida, justamente, es la única metáfora por la que meerecemos ser redimidos.
¡Sea, pues, aunque canse!
Un abrazo, José Manuel

merce dijo...

Intenso, profundo....como la muerte, la vida y el amor que todo lo salva.

Metáfora, anhelos de oasis en tus palabras.





José Manuel, un beso.

maria varu dijo...

hay en ese brevedad
un largo sentir,
una inacabable existencia,
donde el ayer y el hoy
es también un amalgamado futuro

hay en ese preludio,
un tiempo sin tiempo,
existencias enlazadas
que lloran o que ansían
lo que hoy nació
o el deseo que anhelamos del mañana…

adorada y odiada brevedad
que puntualmente nos abraza

besos José Manuel

Ame dijo...

Una lucha constante para alejar la rutina, no caer en ella es la mejor solución, muy hermoso

Besos

maria del carmen nazer dijo...

La última estrofa es absolutamente la pintura de la realidad. Te encontré de casualidad, tu blog me atrapó y me quedé. Es increíble cómo todas tus poesías tienen tu sello. Nosotros, en Argentina, diríamos "vulgarmente" "la marca en el orillo"¡Felicitaciones! ¡Mucha luz !