miércoles, 7 de junio de 2017

Y SIN EMBARGO...





Y sin embargo el día va marcando huellas
sobre un gesto de la mano,
poco o mucho voy comprendiendo
esos raros instantes en que uno
quiere volver a tras,
a la impenetrable forma de tu ausencia.
A ese recuerdo que se agrieta,
en cierto modo, en el rostro
ya sin recelo ni amargura,
para nacer de nuevo
o rehacer una mala copia del original,
y sin embargo ni siquiera el tiempo,
con sonrisa macabra,
va desligando amarras
en esta breve o larga partida.

Hazme sentir que estás cerca,
haz que las imágenes queden solas en la retina
de esa eternidad interrumpida.
Hazme sentir que te busco
o que me pides te saque del olvido.




©José Manuel Serna León



12 comentarios:

María Perlada dijo...

Huellas que marcan la piel y el destino, huellas grabadas en las pupilas del alma.

Bellísimo poema, José Manuel, un deleite estar en tu blog.

Besos.

Maria Rosa dijo...


Hay presencias que no se olvidan, que siguen en nosotros, la poesía rescata esos sueños y nos rescata a nosotros de sufrir.Bello poema Manuel.

mariarosa

Fina Tizón dijo...

La fuerza de los recuerdos penetran el alma. Dan felicidad y duelen al mismo tiempo. Bello!!!!
Un abrazo
Fina

Fanny Sinrima dijo...

No enterrar los recuerdos; dejarlos convivir con nosotros, es la mejor forma de oír esa voz que anhelamos.
Es un poema intimista muy bello.

Un abrazo.

Lola dijo...

Nada de lo que fue querido se va jamás del todo, siempre se queda un poso como recuerdo de un buen café, que degustamos igual que la compañía de quien nos tiene atados a un sentimiento, un sentimiento hermoso y lleno de luces y sombras. Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

que placer pasional es leerte
gracias por dar tanta belleza en palabras

Ángeles dijo...

Todo en la vida queda en los pliegues del alma, cuando son momentos felices los revivimos como sueños que nos llenaron de felicidad y ellos jamás los olvidamos porque nos dejaron su huella.

Un abrazo.
Ángeles

Maria Rosa dijo...

Muy buen fin de semana Manuel!!

mariarosa

Verónica Calvo dijo...

Se vuelve atrás con la mente y siempre se vuelve con un regusto amargo.
Y esas ausencias que se clavan y duelen quedan, como bien versas, en la retina. Tal vez por eso buscamos.
Una vez más te haces esperar y nos dejas un buen poema.

Abrazo.

Patty dijo...

Maravillosoooo!!! que feeling ;) un abrazo.

Lujan Fraix dijo...

HOLA querido amigo
Estoy dejando un mensaje compartido para todos los que visitan mi sitio con tanto cariño porque me duele todavía mi brazo y no puedo hacer mucho esfuerzo. Gracias por tanto afecto y demostraciones de cercanía.

Besos millones para ti

Luján

Alonso Lancero dijo...


Que bueno es leerte.
Poemas frescos que llevan a la escalera de la musa.

Saludos,