viernes, 18 de noviembre de 2016

FUGAZ





Siempre fuiste una realidad
muy lejos del alcance de mis ojos,
tan real que aún despierto
creí que seguías siendo un sueño,
una sombra rodeada de luz
añadiendo dificultad
a mis ansias por verte,
un cuerpo tan impermeable
que cada vez que me acerqué a ti
me inundé de lluvia,…

Fuiste tan fugaz que abrazarte y besarte
hubiese sido como hacerlo a un fantasma.




©José Manuel Serna



13 comentarios:

María Perlada dijo...

Tan real y a la vez tan fugaz, que parecía un sueño.

Muy bueno tu poema, cómo me gusta leerte, José Manuel, admiración es lo que siento por tus letras.

Un beso.

Maria Rosa dijo...


Que buen poeta. Un amor fugaz y sin embargo tan fuerte que se arraiga y no se olvida.

mariarosa

Verónica Calvo dijo...

Estos fantasmas por fugaces que sean dejan su marca.

Una vez más, un gran poema.

Abrazos.

Marisa dijo...

¡Hasta en la fugacidad
lo grande permanece!

Un gran poema.

Besos

Carmen Silza dijo...

Genial este poema, muy bueno, hay fantasmas efímeros que dejan huella.
Es un verdadero placer leerte.
Mi felicitación, poeta.
Un abrazo, y feliz noche José Manuel.
Bss.

maria varu dijo...

.... la fugacidad deja a su paso
un aroma de eternidad...

un abrazo grande José Manuel

Mª Jesús Muñoz dijo...

José Manuel, me alegro de volver a leerte y sentir la magia del sentimiento siempre original, entrañable y cercano...Gracias por tu presencia, sabes que nada es en vano y todo lo que damos vuelve a nosotros...Por eso te dejo mi abrazo y mi cariño por todo lo que nos das, amigo.
M.Jesús

RECOMENZAR dijo...

muchos escriben Pocos lo hacen tan
bello
como
Vos

Ángeles dijo...

José Manuel, maravilloso poema lírico rebosante de amor. Pero el amor, aunque sea efímero, intocable o irreal, nos deja en el alma esa luz que nos acompaña siempre... quién pasa por la vida sin amar, pasa sin haber vivido.

Un abrazo y felicidades por tu poema.
Ángeles

Lujan Fraix dijo...

Me inundé de lluvia!!! qué bonito!!!. Dejas unas metáforas muy hermosas y todo el poema es una joyita literaria como todo lo que escribes.
Hay fantasmas que dejan demasiadas huellas, sobre todo imborrables.

Besos

Lola dijo...

Hola José Manuel, casi todos escribimos a los fantasmas de nuestros días o noches, de nuestros anhelos y sueños, poco se escribe de las realidades que vivimos, es poco importante si somos capaces de vivirlos, sentirlos, ser parte de nosotros. Mejor vivir de lo que jamás será, esos sueños nos acercan a la divinidad del alma que tanto nos inspira. Un abrazo.

Amapola Azzul dijo...

Escribes genial. Un placer leerte.

Besos.

Fanny Sinrima dijo...

Encontrarse frente al muro infranqueable del amor,aviva el deseo de escalarlo y dejar en los versos el fracaso revestido de hermosas metáforas.
Excelente poeta.

Saludos.