martes, 10 de septiembre de 2013

YA TODO ES NUESTRO...



Ya todo es nuestro,
el cielo y el llanto que salta
de los ojos al pecho,
estalla rojo luminoso
como una granada
que rompe contra el suelo.
Desde la espera insalvable
hasta ese momento oscuro
en que la vida, principio y final,
acaricia sin piedad
el día sin ventanas,
sin sol y sin imágenes.
Ya todo es nuestro,
el pasado inmóvil
que renace extraño
arrancándome carne
de la soledad de mi pecho.






©José Manuel Serna


21 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Estupendo José Manuel. Una imagen bellísima y unos versos elocuentes que al leerlos duelen.Estas palabras salieron del alma , sin filtro ... dibujando lo que es , y no le dan lugar a lo que pueda ser.
Una joyita.
Un abrazo gigante
¡FELIZ DIA !!

elisa lichazul dijo...

la carne lo sabe
la sangre guarda la memoria
la piel reacciona

precioso y contundente poema JOSE
abrazos y buena jornada

Verónica Calvo dijo...

Siempre queda para ambos.
Incluso cuando no hay mañanas.

Desgarra este poema en la soledad del verso.

MAJECARMU dijo...

Todo es nuestro...porque nuestra es la palabra, la actitud y el sentimiento, que va determinando el vacío o la intensidad de la vida...Todo es nuestro...hasta el camino, que elegimos en la encrucijada, que el destino nos presenta.
Mi gratitud por compartir y mi abrazo inmenso por tu profundidad y cercanía,José Manuel.
Feliz martes, amigo.
M.Jesús

Marinel dijo...

Todo es nuestro,hasta la nada en que se convierte todo.
A cada cual sus nadas y todos en sus propias andaduras aunque en ellas converjan otros mundos.
Besos.

Susana Jiménez dijo...

Será nuestro todo aquello que mantengamos cerca, aunque sea el dolor mismo y aquellos momentos oscuros en donde no he hemos tenido el sol en nuestras ventanas...
Un gusto leerte.
Abrazos

Miguel Alvarez Morales dijo...

José ha sido para mi todo un placer leerte, no sólo este poema, también el resto.

He llegado a tu blog mediente el de una amiga, Marinel. Te enlazo en el mio: http://laalacenademiguel.blogspot.com.es/

Espero que no te moleste.

Humberto Dib dijo...

Hay en todos nosotros instaurado un germen de nostalgia que pulsa por salir, generalmente lo consigue.
Un abrazo.
HD

Luján Fraix dijo...

Ambos son parte de un historia que los tuvo como protagonistas.
Ambos llevan sobre sí todo ese bagaje de recuerdos.

Besos

Ojo de fuego dijo...

Es un bellezón de poema. Resulta muy curiosa la imagen de la granada, esa comparación el cielo y el llanto que salta...

Besos

Sneyder C. dijo...


Ya todo es nuestro, el pasado inmóvil y el futuro incierto…

Un cálido abrazo

Lapislazuli dijo...

Todo es nuestro, las emociones, los sentimientos y los recuerdos
Muy bello
un abrazo

Marisa dijo...

Ya todo es nuestro
lo bueno y lo malo
y hay que asumirlo.

Precioso.

Besos

Lola dijo...

Pues es verdad somos como cajitas de música, a veces suena triste, y a veces más alegre, pero la música forma parte de la vida al igual que los sentimientos, nadie puede borrar ese estado y sensaciones que padecemos. Un abrazo.

BEATRIZ dijo...

Ya sea en forma de una nostalgia dulce, o ya sea en explosión de granadas que hieren el pecho, causan tanto dolor que se cae el cielo de los ojos al pecho, el modo poético que has optado, es muy expresivo,

rico,

Saludos José Manuel

elisa lichazul dijo...

abrazos y feliz jornada JOSE
gracias por tu huella

María dijo...

Las emociones, risas, llantos, suspiros... son nuestras porque surgen de nuestro sentir, pero no todo creo sea nuestro, el día no es de nuestra propiedad, ni siquiera nuestra propia vida porque la tenemos alquilada hasta la muerte.

Preciosos versos.

Un beso.

Pilar Contreras dijo...

Siempre será "nuestro" todo aquello que queramos preservar del olvido lo mismo instantes de un pasado conjunto que bellos instantes del presente. Me ha encantado este poema
José Manuel, gracias por compartirlo
Feliz fin de semana, abrazos Pilar

Carmen dijo...

Estamos conectados unos con otros. El tiempo y la distancia son una fantasía que nos provocan pena sin causa real, porque no existen, mientras que el pensamiento pueda volar allí donde quiera.
Un saludo

ana dijo...

Tremendo poema, grande y doliente, todo es nuestro aún cuando no no somos ya nada, porque ya nada nos duele. Bufff, tremendo de verdad.

Volarela dijo...

Impresoinantes versos. Parecen sacados del llanto, de la ira, de una ironía dolorosa.
Me han conmovido mucho éstos:
"... arrancándome carne
de la soledad de mi pecho."

Un abrazo