jueves, 20 de junio de 2013

SIN PENSARLO...





Sin pensarlo y contra todo pronóstico
me adelanté a tus palabras,
a tus reproches, y a tu llanto.
Improvisé la inquietud precisa
bebiéndome la angustia de tus ojos.
No hubo ni un gesto de adiós,
tu te resignaste a mi ausencia
y yo a vivir sin tu presencia.






©José Manuel Serna



19 comentarios:

Luis García Romero dijo...

Recíproco final, poema justo y medido para un adiós sin más palabras.

Salud

Amapola Azul dijo...

Tampoco hay que resignarse siempre a todo.

Besos, muy bello poema.

maria del carmen nazer dijo...

¡hummmm!! no creo en esos finales. Yo me daría y le daría otra oportunidad.¿ Quién querría perderse una maravillosa persona como tú ? ¡NADIE!!!!

Besos del alma :)

TriniReina dijo...

Ni uno ni otro pudieron salvar ese amor.

Abrazos

Ojo de fuego dijo...

Me gustó lo de " bebiéndome la angustia de tus ojos ". Sería como cojo la angustia y me emborracho... Me gustó mucho...

Besos

Marinel dijo...

Hay cosas que son así y la resignación es lo que queda, pero dicho así de bonito,hasta es apetecible.
Besos.

shantal dijo...

Un adios sin más,todo tiene un comienzo y un final,el amor tambien.Bellos versos José Manuel,un beso amigo

Luján Fraix dijo...

Hola querido Manuel, ojalá que llegue pronto tu verano porque aquí estamos pasando demasiado frío. Gracias por venir a la hora del té como siempre.
Te dejo un beso y mi gratitud, gran poeta, gran amigo.
Cariños enormes para ti.

elisa lichazul dijo...

contigo y sin ti
triste final para dos que anduvieron y que luego en paralelo opuesto corren


besitos y feliz fin de semana JOSE

María dijo...

Está precioso el cambio de look de tu blog, José Manuel.

Te bebiste la angustia de sus ojos y tuviste que vivir sin su presencia aysss a veces qué duro se convierte el amor cuando llega a ser desamor.

Un beso.

Carmen Silza dijo...

Hola Jose Manuel:
Cuando nos cruzamos con ese adiós, no tenemos más remedio que beberlo,casi siempre es sin retorno... lo conozco. Y quien no, se lo ha cruzado alguna vez?.
Te mando un gran abrazo, con mis mejores deseos.
Bss

Volarela dijo...

Un trago tan duro como el de la angustia de unos ojos no es fácil de olvidar. La resignación es el único bálsamo, aunque su efecto no es perdurable.

Me gustó, y también todo el blog, tan elegante.
Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Un poema rotundo, donde uno toma la iniciativa para evitar daños mayores...Aunque siempre uno de los dos sufre...
Mi gratitud por compartir tu inspiración y tu arte,amigo.
Mi abrazo siempre,José Manuel
M.Jesús

elisa lichazul dijo...

feliz semana querido JOSE
abracitos invernales desde esta latitud
:D

elisa lichazul dijo...

qué susto me pasé en la mañana
Blogger cuando le da por hacernos desaparecer lo hace literalmente

me alegro que todo vuelva sin problemas

besitos y energías Jose
muak!!!!

Palabras sueltas dijo...

Muy inspirado este poema de roturas
amorosas

bebiéndome la angustia de tus ojos.

El amor cuando decide alejarse es un error intentar sujetarlo.
Un abrazo, Pilar

Humberto Dib dijo...

Pues yo creo que me habría gustado terminar así muchas relaciones, los finales -a veces- son escandalosos, o muy trágicos. Está bien, un final tiene que ser doloroso, pero puede ser también íntimo, para cada uno.
Un abrazo, José Manuel.
HD

elisa lichazul dijo...

ten un día precioso también JOSE
acá está gris y amenazante de lluvia,el frío es total
el invierno no da tregua

besitos

elisa lichazul dijo...

pd... Blogger lanza tus comentarios a Spam, desde ahí debo de rescatarlos

no hay caso con Blogger :(