miércoles, 6 de febrero de 2013

VIDA SIN VIDA




No hay horas sin que la vida
nos recuerde que los días son monótonos,
 a veces demasiado largos
y de aire pesado, irrespirable.

Podemos llegar a tener
en nuestras manos todo el tiempo del mundo
y no hacer nada,
por el contrario no disponer de un minuto
cuando tanto nos queda por hacer.
Los días se vuelven tediosos
como en un carrusel infinito, y
yo vivo en un recuerdo sin mente.

Aunque parezca que no estoy,
no es así, pues tras el sol
mi sombra me recuerda a diario
que la vida continua su camino
sin importarle si le sigo.





©José Manuel Serna


28 comentarios:

Ángela dijo...

Y tú, y yo, y otros muchos, que nos morimos por inmortalizar cada segundo, que lo agarramos por el cuello y lo vestimos, y lo adornamos de palabras para que no se escape,sabemos de eso.
No somos mucho, chico, claro que la vida sigue sin nosotros. Pero por eso escribimos, para no ser olvidados.
Sigue atrapando atardeceres...

Mairló (la chica que comía margaritas) dijo...



Triste, pero tan cierto..

El tiempo es un espejismo.

Besos

maria del carmen nazer dijo...

Es la vida José Manuel. Lo has dicho sin anestesia. Hay momentos y momentos.Altas y bajas.Está bellísimo !! besos de luz.

niebla dijo...

Cuanta verdad dicha poeticamente...
Todo el tiempo del mundo...para no hacer nada.
Y tanto por hacer....
El ánimo bajo es contagioso...dame la mano, te ayudaré a seguir.
Un beso.

Oréadas (Darilea) dijo...

Se escurre como pececillo entre los dedos el tiempo es como el agua que corre en la montaña, que pasa y pasa, sin encontrar morada.
Besitos :)

TriniReina dijo...

Parece que hablas de mí:)

El tiempo me tiene de pies y manos atada, por no hablar de la mente...

Abrazos

Marinel dijo...

Sí...la vida suele ser indiferente a nuestra presencia,ella sigue con o sin nosotros.
Triste pero cierto.
Besos.

María dijo...

Muy bella la imagen que me hace perderme en ella por unos instantes.

Y en cuanto a tu poema, la vida es un tiempo que, sin darnos cuenta, se nos va de las manos, respiremos su esencia para sentir los días.

Un beso.

Mos dijo...

Cierto es, la vida sigue su camino, avanza y nosotros perdemos o no perdemos el tiempo pero tenemos la sensación de no tener el suficiente.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

ana dijo...

Sí que le importas a la vida porque la formamos entre todos, otra cosa es que conozcas a personas que te ignoren o no te motiven. Busca dentro de ti e intenta sacar tu vida y tu sonrisa hacia fuera para compartirla.

Besicos.

Luján Fraix dijo...

HOLA JOSÉ
A VECES, LA VIDA SE NOS VA DE LAS MANOS SIN QUE NOS DEMOS CUENTA POR ESTAR INMERSOS EN ESA RUTINA, EN ESA MONOTONÍA.

YO MUCHAS VECES ME SIENTO ASÍ.

BESOS

Sneyder C. A. dijo...

La vida sigue sin apenar darnos cuenta, y ese tiempo perdido es tiempo muerto que no recuperamos…y la vida sigue.
la vida continua su camino
sin importarle si le sigo.

Un cálido abrazo

MarianGardi dijo...

Reflexivo poema.
Un abrazo querido y fiel amigo

MAJECARMU dijo...

De alguna forma todos vivimos en una burbuja,que puede ser un recuerdo,una esperanza o una inquietud...No somos conscientes de que el tiempo se nos va...o de que somos nosotros,quienes nos vamos poco a poco,a veces quietos e imperturbables,mientras nuestra sombra se mueve al ritmo de la vida...Muy reflexivo y genuino tu poema.
Mi gratitud por compartir y mi abrazo grande,poeta y compañero.
M.Jesús

Susana Jiménez dijo...

Cuando vivimos en el recuerdo, de alguna manera estamos dejando de vivir, pero es una enfermedad que va unida a la nostalgia, esa que nos acompaña a muchos para escribir. Nos olvidamos que hagamos lo que hagamos, las horas siguen marcando y nosotros seguimos guindados, o dando vueltas sobre nosotros mismos.
Me ha gustado haber llegado hasta aquí,
Saludos desde Colombia

maria varu dijo...

a la vida siempre le importamos aunque muchas veces no seamos conscientes de ello...

besos

Luis García Romero dijo...

Compañero, es triste aunque bello leer estos versos.
En el fondo todo se transforma y el sentido de la vida está en sí misma y no más allá.
Nos quiere tanto como la queramos.
abrazos

Lapislazuli dijo...

Aunque se vaya deslizando la vida dentro de la rutina, la sombra nos acompaña y aparecera la luz
Abrazo

Volarela dijo...

"Vivo un recuerdo sin mente". Terrible imagen. Pero es que eso es la apatía, el no vivir de esos días muertos.
Me ha gustado mucho cómo los describes.

Un abrazo

Lola dijo...

Bueno José Manuel, la vida debe de pasar sin muchos sobresaltos, pero eso a veces es vuelve rutinario, y eso no nos gusta. Pero cambiar esos días solo depende de nosotros, pero yo pienso, que incluso siento días sin importancia muchos quisieran tener días así. A mí me gustan los días sencillos sin más. Un abrazo amigo.

Luján Fraix dijo...

Buenas noches José.
Que tengas bonito viernes, gracias por tu huella.
Besos

Ojo de fuego dijo...

¡Qué razón tienes! Parece que tenemos todo el tiempo del mundo y resulta que luego no lo tenemos. Habrá que buscarle tiempo al tiempo, encontrarlo para que nos sacie mientras lo utilizamos...

¡Qué no se te escape! Aunque sea para descansar, estará bien usado...

Besitos

Carmen dijo...

Yo tampoco comprendo la inestabilidad del valor real de tiempo.
¿Será que los minutos y las horas, no son más que una invención nuestra y que en realidad el tiempo no existe?.
Un saludo

Mos dijo...

Hola José Manuel, me gustaría que visitaras mi blog y leyeras el nuevo reto que he planteado. Estaré encantado con tu participación.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Marisa dijo...

Yo creo que la vida es hermosa
y debemos vivir cada instante en su presente, siempre fluyendo, intentando hacer las cosas del mejor modo posible.

Un abrazo enorme.

Amapola Azzul dijo...

Y detrás de la sombra esta el sol, alentándote a escribir estas palabras.

Besos.

Luján Fraix dijo...

HOLA QUERIDO JOSÉ
GRACIAS POR VENIR A TOMAR EL TÉ CONMIGO, POR COMPARTIR LAS LETRAS QUE SON ESPEJOS DEL ALMA, POR RENDIR HOMENAJE A LA AMISTAD QUE ES TAN VALIOSA Y SANA EL CORAZÓN DE SUS HERIDAS.

MUCHOS BESOS

BEATRIZ dijo...

Mientras la sombra se mueve, es porque hay vida, José Manuel.

Saludos y buen fin de semana.