viernes, 21 de octubre de 2011

BREVE

La certeza del adios
implora
y desespera,
ama furtivamente
y busca
el silencio del amanecer.

José Manuel Serna

2 comentarios:

TriniReina dijo...

Quizás para a allí rozar la paz...

Abrazos

Maria Varu dijo...

y en el silencio del amanecer
quizá se siga aguardando
aquel adiós que se fue...

un abrazo José Manuel